La salud mental es un derecho de hombres, mujeres y niños. Lo que no siempre está claro es cómo se puede lograr en sus diversos niveles, que van desde la prevención primaria hasta el tratamiento de los trastornos que ya afectan la vida de las personas. Tomando en consideración que la salud mental es un fenómeno muy complejo y que implica diversas variables sociales, biológicas, ambientales el reto que se presenta para los sistemas de salud de cada país no es sencilla y probablemente requiera el apoyo de la sociedad, del estado, de organismos internacionales e incluso del sector privado. Es por esto que la búsqueda de la salud mental ya no está siendo planteada totalmente hacia la “curación”, sino que está apostando a la prevención y a la promoción de la salud por medio de programas que se están alejando, en cuestión de la salud mental, del modelo de hospitalización psiquiátrica en donde muchas veces los pacientes eran abandonados: “En lugar de proporcionar atención en grandes hospitales psiquiátricos, los países deberían integrar la salud mental en la asistencia primaria, ofrecer atención de Salud Mental en los hospitales generales y crear servicios comunitarios de salud mental” (Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, 2012:16), donde la participación del usuario es activa para conservar y lograr la salud.

Seguir leyendo “La salud mental y el nuevo paradigma de prevención “

Anuncios